Cursos de masaje en embarazo, parto y puerperio

Cursos en Masaje prenatal

Los masajes prenatales y postnatales, asi como los masajes durante el parto y por supuesto ya al bebé, son masajes excepcionales en cuanto a su utilidad; a través de diversas técnicas persiguen en líneas generales mejorar el bienestar de la que será o acaba de ser madre y de su bebé.

Los cursos de masaje a la embarazada, al bebé y en el puerperio son sin duda una gran herramienta.

cursos de masaje esps
En particular, el masaje prenatal es extremadamente recomendable para las mujeres embarazadas (a partir del cuarto mes) y para sus bebés porque mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos, relaja la musculatura, favorece la elasticidad y flexibilidad de la piel, mejora el sistema inmunológico, logrando – en definitiva – que la madre mejore su estado físico y emocional. Además, este tipo de masaje genera un vínculo emocional precioso entre madre e hijo y favorece un ambiente uterino más sano y tranquilo para el bebé.


El masaje postnatal es aquel que se realiza tras el parto y que persigue que se restablezca el correcto funcionamiento del cuerpo de la madre, que ha sufrido importantes tensiones y presiones durante el embarazo y parto, y favorecer que el útero vuelva a su lugar de manera natural. Asimismo, también tiene importantes beneficios sobre el estado de ánimo de la madre, disminuyendo la aparición o intensidad de la indeseada depresión post-parto.
Con nuestros cursos de quiromasaje en promoción y cursos gratis especializados garantizamos un aprendizaje efectivo a los mejores precios.

Masaje Prenatal
En que consiste
El masaje prenatal tiene como característica ser relajante, suave, dulce, armonizante y envolvente. Para este masaje se tiene que tener en cuenta que sólo se puede empezar a recibirse a partir del primer trimestre (justo finalizando este) o del cuarto mes y siempre en manos de especialistas que realmente dominen las técnicas y la aplicación de aceites esenciales para la realización de aromaterapia en la misma sesión. Los aceites esenciales que se utilizan van según necesidad de la embarazada y según objetivos planteados para las diferentes sesiones del mismo.
Este masaje es extremadamente recomendable para las mujeres embarazadas y sus bebés porque mejora la circulación sanguínea, suavizan la piel, aumenta su elasticidad y flexibilidad, relaja la musculatura, disminuye y relaja el dolor de piernas y espalda y mejora el sistema inmunitario aumentándolo y mejora el sistema respiratorio aumentando así la oxigenación de todos los tejidos. Se ha visto que aumenta el bienestar en la futura mamá, produciendo una mejora de la autoestima y sobre todo de la aceptación para los innumerables cambios corporales que sufre el cuerpo durante todo el proceso del embarazo (sobre todo en mujeres primerizas).

Este tipo de masaje crea unos momentos preciosos entre la madre y el hijo porque establece un contacto más estrecho entre ellos, ya que, el feto es muy sensible a los estados anímicos de la madre y reacciona a todos los estímulos ambientales después del primer trimestre de embarazo.

Deja un comentario